Esta niña murió a los 6 años. 3 días más tarde, su madre encuentra algo que la deja confusa en el cajón de los calcetines


Esta niña murió a los 6 años. 3 días más tarde, su madre encuentra algo que la deja confusa en el cajón de los calcetines




Elena Desserich era como cualquier otra niña de su edad: a los 6 años le encantaba dibujar, el color rosa y, de mayor, quería ser profesora. Pero por desgracia pronto todo cambió: el cáncer que los médicos le detectaron en el cerebro era incurable, y solo le daban unos 3 meses de vida. Sus padres se lo ocultaron para que la niña pudiera disfrutar del poco tiempo que le quedaba con ellos.


Al tiempo, Elena estaba tan enferma que tenía problemas tragando y hablando. Para comunicarse con sus padres, empezó a escribir notas. Lo que ellos no sabían es que Elena estaba escondiendo algunas de esas notas por la casa: la niña sabía más de lo que decía. Y eso que sus padres y los médicos usaban palabras clave para que la niña no descubriera su triste destino.


Escondió las notas entre platos, en cajones, en libros... En todas ellas decía que amaba a su familia. En una de las notas hasta le pedía perdón a su padre por estar enferma. Elena murió en agosto de 2007. Durante meses, sus padres encontraron notas repartidas por toda la casa, cuando menos lo esperaban. Cada nota que encontraban era un golpe que les recordaba que su hija se había ido, pero a la vez una bendición que les recordaba que su hija los había amado en el poco tiempo que tuvo de caminar en la tierra.