Después de probar este truco con la toalla, vas a querer practicarlo una y otra vez. ¡Por fin, libre de dolor!


Después de probar este truco con la toalla, vas a querer practicarlo una y otra vez. ¡Por fin, libre de dolor!


El dolor de cuello realmente puede arruinarte el día. Suele surgir después de un movimiento repentino de cabeza o por una mala posición al dormir, pero también por hacer demasiado esfuerzo o debido a una enfermedad. Por lo general, el dolor solo dura un par de días, pero hay una forma de ponerle un alto mucho antes.
Te decimos cómo puedes eliminar ese incómodo dolor de cuello rápida y fácilmente...

Hay muchas formas de reducir el dolor de cuello: los masajes, los baños calientes y algunos medicamentos pueden relajar los músculos y producir alivio. Pero los ejercicios que te vamos a dar a continuación no solo eliminan el dolor, también ayudan a prevenirlo. Y lo único que necesitas es una toalla.


Puedes usar la toalla para crear un efecto palanca, de tal manera que puedas mover la cabeza hacia la derecha, izquierda y hacia atrás sin ningún esfuerzo ni tensión. Este método ofrece muchas variantes que puedes hacer en la comodidad de tu hogar.
El primer paso consiste en sentarte y relajarte mientras mantienes la columna recta. El respaldo de la silla no debe ser demasiado alto. Ahora coloca la toalla sobre los músculos del cuello, de manera que el borde superior quede a la altura de tus orejas y el resto cuelgue como una capa sobre la espalda. Sostén las esquinas de la toalla a la altura de los ojos y tira suavemente de izquierda a derecha. Deja que tu cabeza siga este movimiento.