Tras meses de una alocada noche con un extranjero, esta joven siente algo en su entrepierna. Pero cuando mira qué es, queda en shock





Tras meses de una alocada noche con un extranjero, esta joven siente algo en su entrepierna. Pero cuando mira qué es, queda en shock


A veces la vida nos trae sorpresas. Pero muchas veces, esas sorpresas se pasan de la raya y nos dejan totalmente descolocados. Esto le pasó a Emma Crofts-Wilson, una chica de 19 años de Nueva Zelanda.

La noche anterior al impensado día, Emma sentía que le dolía un poco la espalda y el estómago. Sin preocuparse demasiado, tomó unos analgésicos y se fue a dormir. Al día siguiente, aún se sentía medio rara, pero intentó no darle importancia.Su familia había salido y se encontraba sola en casa cuando, en la cocina, sintió algo extraño en su entrepierna. Entonces se miró para ver qué pasaba y descubrió algo que de seguro no olvidará por el resto de sus días: por su entrepierna se asomaba… ¡una cabeza!


“No sabía qué estaba sucediendo”, afirma la joven, “solo sentí un escozor, y cuando miré, vi una cabeza. Ahí es cuando me di cuenta. Lo único que supe después es que tenía un bebé en mis brazos”.