Sus padres se rieron de la idea. Pero 3 años después, esta niña española de 8 años es millonaria


Sus padres se rieron de la idea. Pero 3 años después, esta niña española de 8 años es millonaria

En el año 2013, una pequeña niña de 8 años está sentada en la camilla de una fría habitación de un hospital. Si bien su nombre es Candela (que en Cuba significa “fuego”), su rostro se ve frío y consumido por el aburrimiento.  



La han internado por leucemia, el cáncer en la sangre. Entonces, una voluntaria la ve y se acerca a ella con una idea: le va a enseñar a hacer unas sencillas pulseras con hilos de colores y nudos. Pero jamás se imaginó que esta pequeña acción llevaría a un gigantesco proyecto solidario.

Tras volver a su hogar, Candela le enseñó a sus mejores amigas a hacer las pulseras, las cuales regalaban a familiares o amigos. Lamentablemente, la situación de Candela empeoró y tuvo que volver al hospital. Entonces sus amigas tuvieron una idea genial: ¿qué tal si vendían las pulseras para salvar a su amiga? 
Al contarle el plan a sus padres, estos lo encontraron gracioso, pero no creían que fuese a resultar. Sin embargo, lejos de desanimarse, estas chicas continuaron con su plan. Tras hacer una cantidad decente de pulseras, salieron a la calle con un cartel y las vendieron con el propósito de donar todo el dinero al tratamiento de Candela.