Su abuela dejó a este niño discapacitado solo en una cafetería. 17 años después, nadie cree lo que sucedió


Su abuela dejó a este niño discapacitado solo en una cafetería. 17 años después, nadie cree lo que sucedió



Jim Bradford tenía 56 años cuando el destino quiso que entrara en una cafetería de su localidad, Mrs. Winner's Chicken & Biscuits. Cuando se sentó a su mesa, Jim vio a un niño de unos 9 años sentado solo unas mesas más allá. Aunque normalmente no prestaba atención a los niños, este le llamó la atención. Con la camiseta manchada de comida, llevaba aparatos ortopédicos y tenía un brazo doblado en un extraño ángulo. El hombre decidió preguntar al personal del café si lo conocían.


Resulta que el niño se llamaba HK y era el nieto de la cajera, Pearl Derryberry, que no tenía dinero para dejarlo al cuidado de otra persona. Pero cuando Jim supo la historia del pequeño, se le rompió el corazón. Los padres de HK Derryberry, de Nashville, EE.UU., iban en coche en julio de 1990 cuando les sobrevino la tragedia: el padre perdió el control del automóvil, que acabó chocando contra un árbol. Lo peor es que la madre estaba embarazada. Ingresada con un fuerte traumatismo cerebral, los médicos hicieron lo imposible por salvar al bebé. Pese a que su madre murió, HK salió vivo de la tragedia. 


Pero allí no acabó todo: el bebé había nacido con 3 meses de antelación y ciego. Pocos días después, tuvo un derrame cerebral grave, que le causó parálisis cerebral y un desarrollo pobre de las extremidades inferiores. Después de 96 dramáticos días en la UCI, su padre pudo llevarse a HK a casa. Sin embargo, la muerte de su madre resultó un gran golpe para el padre de HK, que 5 años después, lo abandonó y dejó al cuidado de su abuela, Pearl. Desde ese momento, Pearl pasó a ser su principal cuidadora: lo lavaba, daba de comer, lo registró en una escuela para ciegos, y luchó para que aprendiera Braille con su mano buena. "Estaba exhausta del día a día", explica su abuela.



Pero ese día que Jim lo conoció, todo cambió. Y es que fue el comienzo de una gran amistad. Tras pedirle permiso a Pearl, Jim empezó a llevar a HK de excursión. Iban a tomar batidos de chocolate, a comprar al súper, a lavar el coche... Todas las personas a las que Jim amaba se habían marchado, por lo que este nuevo amigo también le dio una nueva vida. 


Pero la gran sorpresa llegó en 2002 cuando Jim descubrió algo de su amigo que nunca hubiera imaginado. Lo descubrió por casualidad, cuando alguien le recordó a Jim que la fecha de una reunión sería el martes 12 de marzo. Entonces HK le contestó: el 12 de marzo es jueves, no es martes. Aunque en principio creyó que era una broma, resultó ser verdad. Y es que aquel día Jim descubrió que su mejor amigo tiene una memoria prodigiosa. El chico, que ahora tiene 26 años, recuerda cada detalle insignificante de su vida.