Cuando un perro me lamía siempre me daba asco. Pero desde que leí esto, ¡es lo único que pido!

¿Existe un ser más fiel que un perro? Es asombroso ver la entrega de los perros hacia sus amos, su alegría cuando los ven regresar a casa y su cariño incondicional por su familia humana.


Muchos perros expresan su admiración lamiendo manos y caras humanas, lo que a mucha gente le gusta; sin embargo, otros amos se resisten a aceptar cualquier caricia. Los canes son tan dulces y adorables, pero sus lengüetazos pueden ser demasiado "afectuosos"...

Por supuesto, puede ser antihigiénico, y hay que tener cierto cuidado. Pero resulta que también hay buenas razones para dejar  a un lado tus prejuicios y dejarse besar, lamer y acariciar por tu perro.


1. El aliento del perro es bueno para ti

Definitivamente, los perros tienen un sistema inmune muy distinto al nuestro, ya que poseen otra composición de microorganismos en la boca y la saliva. Dejar que nuestros perros respiren cerca de nosotros y hagan contacto con nuestras bocas puede, de hecho, tener un efecto positivo en nuestro sistema inmunológico al cubrir algunas de nuestras carencias de probióticos, por decirlo de alguna manera.

2. El aliento humano es bueno para tu perro

No eres el único que se puede beneficiar: ¡tú también puedes complementar el sistema inmune de tu perro a través gracias a tus microorganismos!


3. Los besos de tu perro pueden protegerte de alergias

Fortalecer tu sistema inmune a través del contacto canino en tus primeros años de vida puede ayudarte contra las alergias y el asma más adelante. Los adultos que crecen con un perro en casa, sobre todo desde que son bebés o niños, tienen menos riesgos de desarrollar alergias al pelo de los animales, etc.

4. Los lengüetazos de tu perro mejoran tu estado de ánimo

Recibir un beso incrementa la producción de ciertos neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, así como de la oxitocina (una hormona). Estos tres elementos juntos son un cóctel de felicidad y relajación, ¡el cual nos ofrece nuestro perro de forma gratuita y permanente!

5. Los besos fortalecen la relación

Nuestro cóctel de la felicidad neuronal también surge cuando acariciamos a nuestros perros, debido a que hay una relación entre la sensación de seguridad física, la cercanía y el bienestar emocional. Esta experiencia no es exclusiva de los humanos: también sucede cuando tenemos contacto físico con nuestras mascotas. Así que cuando abrazas a tu perro y él te corresponde con un lengüetazo, ambos se benefician física y emocionalmente y su relación se vuelve más cercana.

6. Los besos significan que tú eres el jefe

En un entorno salvaje, los lobos y coyotes lamen al líder de la manada para mostrar que saben quién es el jefe. Los perros también poseen este instinto. Así que los besos de tu perro son una señal de obediencia y de reconocimiento de tu autoridad.

True Love :)

7. Los perros que lamen son perros cuidadosos

Los perros no solo lamen a otros caninos para mostrar respeto al líder de la manada, sino también para cuidar a los demás. Las madres lamen a sus crías para limpiarlas y mantenerlas calientes. Así que cuando tu perro haga esto contigo, también significa que él o ella te ama y quiere hacerte feliz. ¡Es una gran cualidad canina que hay que fomentar!

8. Los lengüetazos alivian el estrés canino

Los perros también lamen para reducir su ansiedad. Si le impides dar de lengüetazos, tu perro puede elevar sus niveles de estrés y tratar de aliviarlo lamiendo a su juguete favorito o sus propias patas. Así que hazle un favor a tus perros y déjalos que te den lengüetazos. Si realmente no soportas sus besos mojados en la cara, puedes ofrecer la mano o el brazo a cambio.



Como puedes ver, los besos de tus perritos tienen algunas ventajas. ¿Qué tan lejos llega tu amor por ellos? ¿Dejas que tus perros te llenen de besos?

¡¡COMPARTE, si te gustó esta nota!!