¡La MORINGA y sus maravillosos beneficios!


La Moringa oleifera es un árbol de crecimiento rápido nativo del sur de Asia y que ahora se encuentra a lo largo de los trópicos. 


La medicina tradicional ha utilizado sus hojas durante siglos, y el sistema Ayurvédico de medicina las relaciona con el tratamiento y prevención de alrededor de 300 males.1

La moringa, a veces descrita como el "árbol milagroso", "árbol baqueta" o "árbol de rábano picante" tiene hojas pequeñas y redondeadas, que están llenas de una increíble cantidad de nutrientes: proteína, calcio, beta caroteno, vitamina C, potasio…lo que pida, moringa lo tiene. Con razón ha sido utilizada de forma medicinal (y como fuente alimenticia) durante al menos 4,000 años.2

El hecho de que la moringa crece rápida y fácilmente, la hace especialmente atractiva en las áreas empobrecidas, y se ha utilizado exitosamente para mejorar el consumo de nutrientes en Malawi, Senegal e India. En estas áreas, la moringa podría ser el alimento más nutritivo disponible localmente y puede cosecharse durante todo el año.3

Personalmente, cultivé un árbol moringa durante dos años y puedo garantizar que crece como maleza. Para aquellas personas que viven en países del tercer mundo, ciertamente puede ser una fuente valiosa de nutrientes.

Sin embargo, no le recomiendo que plante uno por motivos de salud en su patio, ya que las hojas son muy pequeñas y cosechar las hojas del tallo para el consumo es una tarea extremadamente tediosa y tardada.

Las hojas son minúsculas y difíciles de cosechar y de usar, así que probablemente le parezca, como a mí, que cultivar uno es mucho problema y no vale la pena. 

Dicho esto, no puedo negar que la moringa brinda un increíble perfil nutricional que la hace muy atractiva, una vez que ha sido cosechada...