Cómo limpiar vidrios sin dejar marcas en 5 pasos fáciles


Limpiar los vidrios es una de las tareas para las que muchas veces es mejor contratar a alguien; sin embargo, si no puedes o no quieres hacerlo, tenemos algunos consejos para ti.


Ya sea que estés limpiando los vidrios de una ventana, un espejo, el automóvil o una mesa de café, seguir estos consejos para limpiar vidrios sin dejar marcas te ayudará a hacerlo de forma más fácil y eficiente.


#1 Utiliza agua destilada
La mayoría de nosotros no tenemos en cuenta el tipo de agua que utilizamos para limpiar. Y aunque en general esto no importa, cuando se trata de limpiar vidrios el agua que utilices puede hacer una gran diferencia, especialmente si sale agua dura del grifo.

Así que si estás diluyendo tu limpiador de cristales, considera utilizar agua destilada. Como carece de los minerales que pueden estar presentes en el agua del grifo, no deja ningún rastro en el cristal.


#2 Haz del vinagre un buen amigo
El vinagre es uno de los ingredientes cuyos múltiples usos hacen difícil prescindir de él. Es tan bueno en una ensalada como en un vidrio, y no es caro.

Ya sea que te hayas quedado sin limpiavidrios, o que estés buscando una opción más barata y ecológica, el vinagre puede hacer maravillas con tus ventanas y espejos. Prepara una solución de partes iguales de agua y vinagre, y utilízala como lo harías con cualquier otro limpiador.



#3 Minimiza la espuma
No hay nada como un montón de espuma para dejar el vidrio lleno de manchas. Esto no será un problema si estás utilizando vinagre o limpiador de cristales. Pero si tu mesa de café está realmente sucia y vas a añadir jabón a la solución, ten en cuenta este consejo: utiliza la mínima cantidad de jabón para limpiar vidrio.


#4 Elimina las toallas de papel
Si entre tus suministros de limpieza de vidrios cuentas con un rollo de toallas de papel, es hora de que te deshagas del mismo.

Las toallas de papel no solo dejan marcas en el vidrio, sino que además dejan pelusas. En su lugar utiliza un paño de microfibra, una escobilla de goma o, mejor aún, un puñado de periódicos. El periódico hace un trabajo increíble en el vidrio, aunque debes utilizar guantes si no quieres mancharte las manos.



#5 Pule el cristal 
Incluso si sigues todos los pasos correctos, todavía puedes terminar con una o dos marcas. En ese caso, la solución más simple para terminar el trabajo es pulir el cristal con una gamuza o un paño de microfibra.

Mantén el paño seco, y solo pule el cristal cuando termines de limpiarlo. Descubrirás cómo esas marcas simplemente desaparecen.

¡¡COMPARTE y DA LIKE, para que otras personas puedan limpiar sus vidrios más rápidamente!!