EMMA CORONEL PRESENTE EN AUDIENCIA DEL CHAPO



 LA ES REYNA ACOMPAÑA AL CAPO EN SU PRIMERA AUDIENCIA  EN E.U.A


Estados Unidos.- Emma Coronel, -ex reina de belleza de 27 años, acudió a la corte federal en Brooklyn a ver a su esposo, el capo sinaloense, Joaquín "El Chapo" Guzmán "El Chapo" durante años el narcotraficante más buscado del mundo, cruzó miradas este viernes con su joven esposa en una corte estadounidense, pero un juez negó a Emma Coronel permiso para visitarlo en la cárcel. 



Emma llegó vestida de negro, con un pañuelo amarillo al cuello y los medios de comunicación inmediatamente la asediaron. Todos querían una declaración de la joven pero Emma solo se limitó a decir que se encontraba bien y que lo que habían visto los medios era lo mismo que había visto ella. "El Chapo" entró a la corte vestido de traje carcelario azul marino de manga corta, y sin esposas, se mostró tranquilo e inexpresivo. Emma y el capo sinaloense escucharon la audiencia de unos 40 minutos con la ayuda de un traductor sentado a su lado.


 El juez Cogan autorizó el pedido de la defensa del jefe narco para acceder a susdocumentos de extradición en México, que son públicos pero cuyo acceso los fiscales estadounidenses negaban. "Me parece un poco cansado, el capo tenía los ojos rojos como si no hubiera dormido lo suficiente. Lo primero que le dijeron cuando entró a la corte fue que estaba Emma Coronel en la segunda fila, él volteó y ella le sonrió" A la audiencia, celebrada en medio de un gran despliegue de seguridad, asistieron la esposa del narcotraficante, Emma Coronel, y su abogada en México, Silvia Delgado.


 LA CITA La cita de hoy, señalada para revisar el estatus de la causa y que se prolongó durante casi una hora, fue la segunda aparición de Guzmán ante la Corte, donde el pasado 20 de enero se declaró no culpable de los diecisiete cargos por los que está acusado. La defensa se quejó ante el tribunal de las condiciones que vive "El Chapo" en el Centro Correccional Metropolitano, en Manhattan, donde está encerrado 23 horas al día y solo se le permite "una hora de ejercicio solitario", aparte de las reuniones con sus abogados. Los abogados denunciaron que al narcotraficante no se le permite ni siquiera tomar un vaso de agua y pidieron que pueda recibir visitas, por ejemplo de su esposa y de suabogada mexicana.