Dios es capaz de hacer un milagro en donde ya no hay esperanza de vida.



Dios es capaz de hacer un milagro en donde ya no hay esperanza de vida




Aquí te mostramos un testimonio:





Mi nombre es Silvia Villanueva, tengo 20 años de edad, yo estaba en una situación muy difícil, perdí a mi novio y los que pensaba que eran mis amigos me abandonaron también cuando una terrible y rara enfermedad cambio radicalmente mi vida. Pero se y lo he comprobado mucha veces que se puede salir adelante, no solos, pues nuestras fuerzas son limitadas sin Dios. 

Los médicos me desampararon, diciendo que nada más podían hacer por mí, me recomendaron que tratara de vivir el tiempo que me quedaba de forma tranquila y con los míos, mi familia me llevó a la iglesia. 

Fueron días terribles pero yo oraba y oraba a Dios para que me ayudara y si era hora de partir ya estaba lista, solo no quería seguir sufriendo. 



Hasta que un día vino a visitarme una hermana que estuvo varios años congregándose con nosotros en mi iglesia, pero ella venía acompañada de la que hoy es su pastora. Para mí fue demasiada la alegría cuando las vi y que más grande sorpresa era ver que aquella pastora era la nieta de una de mis mejores amigas, oraron por mí y me sentí mucho mejor.

Me hicieron una revisión, el médico no podía creer que ya no tuviese nada de nada, al día siguiente cual fue mi sorpresa que mi cuerpo que estaba cubierto de llagas ya estaba completamente sanado y ya no había dolor. Me volvió a sacar exámenes pues no se convencía de que Dios me había sanado, si ¡Me había sanado! 



Volví a salir de mi casa ya no tenía pena de que me vieran así, salía todos los días a comprar y volví otra vez a congregarme, dando testimonio de que Dios me había sanado. Al paso de una semana volvió a visitarme otra vez la pastora que oró por mí, pero esta vez vino son una hermana y su papá al verlos comencé a gritar y a saltar diciéndoles: ¡Miren, Miren el Señor me Sanó! 





Esta experiencia cambió mi corazón, ya no tenía miedo a la muerte o que me enfermara otra vez, volví a sonreír, volví a vivir otra vez y Dios me liberó.

Si crees que Dios puede hacer esto y más | COMPARTE para aumentar la fe de otros y conozcan este testimonio"Dios va más allá de la medicina"